El Ayuntamiento de València recuerda las recomendaciones a personas mayores ante la ola de calor

314

El Ayuntamiento de València recuerda a las personas mayores seguir las recomendaciones sanitarias para hacer frente a la ola de calor. Beber abundante agua, evitar salir en las horas centrales del día y mantener la casa fresca son algunos de los consejos para evitar episodios de golpes de calor o insolaciones, entre otras consecuencias.

La concejala de Envejecimiento Activo y alcaldesa en funciones, Pilar Bernabé, ha señalado que “las altas temperaturas no afectan a todo el mundo por igual y pueden ser especialmente peligrosas para los colectivos más vulnerables, como las personas mayores”. De ahí que “hacemos hincapié en las pautas que deben seguir ante la previsión de temperaturas extremas”.

Beber abundante líquido, preferentemente agua o infusiones, es uno de los consejos para soportar el ascenso de las temperaturas general y progresivo que se prolongará previsiblemente hasta el próximo lunes o martes. La regidora Pilar Bernabé ha destacado que el principal problema de la ola de calor es la deshidratación que provoca en el cuerpo y los efectos son más nocivos para las personas mayores, que tienen menos reservas hídricas”. Para evitar riesgos, se debe beber antes de llegar a tener sed y de forma continuada. El Ayuntamiento también incide en la ingesta de comidas ligeras, como ensaladas, verduras y frutas, que ayuden a recuperar las sales perdidas por el sudor y que tienen alto contenido en vitaminas, hidratos y agua.

Asimismo, es importante mantener la casa fresca cerrando las ventanas, bajando las persianas y toldos siempre que sea posible durante el día, y ventilando por la noche. Por otra parte, hay que evitar salir a la calle en las horas centrales del día, en las que la temperatura ambiental es muy alta. Hay que evitar la franja entre las 12 y las 20 horas. Si resulta necesario hacer recados o cumplir con tareas como hacer la compra, es mejor optar por las primeras horas del día. En cualquier caso, es conveniente utilizar ropa de colores claros, holgada y ligera para dejar transpirar y mantener el cuerpo más fresco, además de protegerse del sol caminando a la sombra y con gorras o sombreros y gafas oscuras.

Ante la aparición de síntomas que puedan ser provocados por las altas temperaturas, como sequedad, piel enrojecida, pulso acelerado, dolor de cabeza, mareo o confusión, por ejemplo, se tiene que solicitar asistencia médica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here